"> "> ">
19/Oct/2018 : Villahermosa, Tabasco : 22°C   Algunas Nubes

¿Cómo sientes tu autoestima?

10/Oct/2018 | Por: Psic. Sara Campos

 
¿Eres tu amigo o tu enemigo? La autoestima es el sentimiento de aceptación y cariño hacia uno mismo, que va unido a la conciencia de competencia y valía personal. La autoestima puede definirse como la percepción que una persona tiene de sí misma y determina la conducta.

PARA QUÉ SIRVE: El amor propio o respeto a uno mismo es el motor de la personalidad, lo que impulsa a seguir adelante para alcanzar metas. Siendo positivo, genera confianza y entusiasmo, y contribuye a la realización, felicidad, éxito personal y social del individuo.

Las personas que tienen una autoestima alta son personas seguras de sí mismas que tienen la capacidad de vivir y disfrutar de su vida de una forma sana y equilibrada, manteniendo una actitud positiva ante los desafíos y lo distintos retos que se les presentan. Tener una autoestima alta quiere decir tener una imagen positiva de uno mismo, lo cual es muy importante para afrontar la vida, sacar lo mejor de tu personalidad y ser totalmente independiente.

CÓMO SE FORMA: Cada persona crea su propia realidad utilizando su propia programación cerebral, que es producto del entorno y la educación recibida hasta los nueve años. En esta etapa, el cerebro es una esponja que absorbe todo sin cuestionarlo, acumulando una información que sigue trabajando desde el subconsciente cuando el niño crece. Según el predominio de los mensajes recibidos (alabanzas, elogios, potencialización de las cualidades, o, por el contrario, castigos, críticas y juicios peyorativos sobre él o su conducta), así construirá una visión de sí mismo positiva o negativa.

CARACTERÍSTICAS DE PERSONAS CON ALTA AUTOESTIMA:

• Saben qué cosas pueden hacer bien y qué pueden mejorar.
• Se sienten bien consigo mismas.
• Expresan su opinión ante los demás.
• No temen hablar con otras personas.
• Saben identificar y expresar sus emociones a otras personas.
• Participan en las actividades que se desarrollan en su entorno, centro de estudio, de trabajo...
• Les gustan los retos y no les temen.
• Se valen por sí mismas ante las situaciones que se les presentan, implica dar y pedir apoyo.
• Se interesan por los otros con sentido de ayuda y están dispuestos a colaborar con las demás personas, sin críticas negativas.
• Son creativas y originales, inventan cosas, se interesan por realizar tareas desconocidas, aprenden actividades nuevas, se implican en ello.
• Luchan por alcanzar lo que quieren.
• Disfrutan de las cosas divertidas de la vida, tanto de la propia y de los demás. Se alegran de que les vaya bien.
• Comparten con otras personas sus sentimientos.
• Se aventuran en nuevos objetivos.
• Son organizadas y ordenadas en sus actividades.
• Preguntan cuando no saben algo, no tienen miedo a preguntar.
• Defienden su posición ante otros de forma asertiva.
• Reconocen sus errores cuando se equivocan. No les molesta que digan sus cualidades pero no les gusta que los adulen.
• Conocen sus cualidades y tratan de sobreponerse a sus defectos.
• Son responsables de sus actos.
• Son líderes naturales.


DIEZ CONSEJOS DE ORO PARA QUERERTE MÁS:

• 1.- Conócete. Para acabar con la insatisfacción, acéptate como eres, reconociendo y asumiendo debilidades y defectos, pero también descubriendo que tienes cualidades y virtudes.
• 2.- Sé fiel a ti mismo. Define tu escala de valores y vive de acuerdo con ella, en lugar de traicionarte y seguir principios ajenos.
• 3.- Actúa. Fija objetivos, comprométete con ellos y trabaja para conseguirlos: la actividad mantiene en forma propio amor propio.
• 4.- No te critiques. Sé consciente de que los reproches que te haces suelen ser los que te hacían de niño: mantenerlos a raya.
• 5.- Afirma. Aprende a decir no a la agresividad, a pedir sin dar falsas excusas, a responder a las críticas sin perder la calma.
• 6.- Acepta tu imagen. Analizate y, cuando detectes algo que no te gusta, piensa en cómo mejorarlo. Descubre tus mejores rasgos y arréglate sacando partido a tu atractivo.
• 7.- Elige a tu amigos. Deja de lado las relaciones poco satisfactorias y apóyate en las saludables, que te ayudarán a cambiar tu vida. Cuanto más te valores, más te querrán los demás.
• 8.- Cambia el mensaje. Emplea la misma energía que inviertes en convencerte de “Soy incapaz” para pensar “Puedo hacerlo”.
• 9.- Descubre tu talento. Lleva a la práctica esa aptitud para decorar, cocinar, escribir ( u otra actividad) que sabes que tienes. La creatividad y el disfrute alejan la insatisfacción.
• 10.- No te culpes. Asumir la culpa de todo es uno de los peores maltratos posibles: sopesa la influencia de otras causas y personas en el origen de los sucesos

LOS ENEMIGOS DE LA AUTOESTIMA:

El sentimiento de culpa nos enseña a anteponer los derechos ajenos a los propios, llevándonos a negar toda satisfacción para no sentirlo.
El elogio de la humildad como preciosa virtud hace confundir el reconocimiento de la labor bien hecha con la jactancia o la vanidad.
La exaltación de valores como la juventud, la belleza, la riqueza, la fama y la competitividad, provoca que muchos se sienten inferiores al compararse con ideales y modelos inalcanzables.

LAS CONSECUENCIAS:

La baja autoestima se encuentra en el núcleo de infinidad de trastornos psicológicos comunes: depresión, ansiedad, celos patológicos, timidez, fobia social y problemas de comunicación. También se oculta detrás de los complejos, tanto de inferioridad como de superioridad.
Detecta las distorsiones: las personas con baja autoestima suelen sufrir ciertas distorsiones cognitivas acerca de lo que creen que piensan los demás de ellos. Pensamientos como "nadie me quiere" o "siento que todo el mundo me odia" suelen ser ideas erróneas y debemos detectarlas a tiempo.

LA CLAVE

Si tienes una baja autoestima y crees que no puedes cambiar, ¡no es cierto!.
Puede que no hayas recibido el reconocimiento, la atención o el apoyo debidos, pero eres una persona adulta que puede construirse a sí misma y ser como desea. Toma conciencia: observa cuántas veces a diario te privas de pequeños placeres porque “no te lo mereces” y trata de incentivar con premios y halagos tus esfuerzos y logros.

LOS RECURSOS:

> Utilizar técnicas de autoayuda, para reconducir la percepción de la realidad, fomentar los pensamientos positivos y aprender conductas que favorezcan la autoconfianza.
> Buscar asesoramiento psicológico, para elegir la solución idónea y desmontar los mecanismos subconscientes y el autoengaño.
> Practica la psicología positiva: si cambiamos el foco de nuestra realidad y nos centramos en los estímulos positivos que nos rodean, evitaremos caer en pensamientos negativos y, como consecuencia, nuestra autoestima se verá fortalecida.
> Ponerte como prioridad no es ser egoísta: es muy normal caer en el error de pensar que, si damos importancia a nuestro bienestar, eso nos convierte en personas egoístas. Sin embargo, nuestra salud mental es lo primero, no podemos proporcionarle a los demás algo de lo que carecemos, por lo tanto, debemos centrarnos primero en asegurar nuestro bienestar desde luego sin provocar daños a otras personas.

PSIC. SARA LETICIA CAMPOS CHAVOLLA
TORRE MÉDICA, SEGUNDO PISO AV MÉNDEZ 1110 CENTRO VILLAHERMOSA TAB
TEL 3 14 11 78 CEL 9931920934

URL corto: http://bit.ly/2C5HNfb