"> "> ">
15/Ago/2018 : Villahermosa, Tabasco : 31°C   Despejado

¿Por qué se van las hijas de la casa?

25/Abr/2018 | Por: Psic. Sara Campos


Esta conducta se ha dado antes y ahora, no es un problema actual. Para entender el por qué, debemos analizar diversos factores ya que la adolescencia es una etapa difícil y llena de cambios tanto físicos, mentales, bioquímicos como psicológicos.

CAMBIOS FÍSICOS Y HORMONALES:

Las adolescentes se desarrollan, ya no son niñas y sus cuerpos se llenan de erotismo y sensualidad. Observan sus formas físicas, sus senos, sus caderas, su cintura, sus piernas, las facciones de su cara, su cabello y de ahí parte el sentirse atractiva, aceptada o deseada. Inicia la coquetería y la necesidad de retroalimentación, de que alguien las haga sentir hermosas y soñadas. Sus hormonas les generan también sensaciones, inquietudes y deseos. Debemos tener presente que todo esto es parte de su evolución y lo mismo pasamos los que ya somos adultos.

CAMBIOS BIOQUÍMICOS:

Mucho hemos hablado de los neuroconductores cerebrales y de que en los jóvenes también surten un fuerte efecto. La conducta de ellos depende mucho del equilibrio y la producción de elementos tales como la serotonina, la dopamina, la adrenalina, el cortizol, la oxitocina, la noradrenalina, la epinefrina, la melatonina y demás. Si los neuroconductores se alteran, veremos en ellos cambios de humor, agresividad, tristeza o hipomanía.

CAMBIOS PSICOLÓGICOS:

Ya no son niñas pero tampoco son personas adultas. Empiezan a mostrar conductas tales como oposicionismo, rebeldía, apatía, flojera, atracción al sexo opuesto y el deseo de ser ellas mismas (la búsqueda de su identidad). Aumenta en la mayoría de ellas el egoísmo, lo mismo el hedonismo, las conductas retadoras, los caprichos, las reacciones agresivas, la falta de autocontrol y la necesidad de satisfacer sus gustos y sus deseos.

Buscan unirse a otros jóvenes, apoyarse y comprenderse entre ellos, Se aglutinan, se identifican e imitan a los demás buscando llamar la atención y ser aceptadas Si alguien les brinda amor… se entregan sin medir las consecuencias. Actúan con base a arrebatos e impulsos y tienden a darse por completo. Si en casa no reciben amor, o no el suficiente, ellas buscan ese cariño en sus compañeras y en los novios.

FACTORES QUE DEBEMOS TOMAR EN CUENTA:

a) La herencia
El temperamento de nuestros hijos es heredado, analicemos qué tipo de temperamento tienen nuestras hijas. Hay algunas de temperamento tranquilo, otras introvertidas, apasionadas, coléricas o impulsivas y explosivas. De ellos dependerá en gran medida su conducta, el tipo de carácter y personalidad que desarrollarán en la vida.

b) Los modelos familiares
Nos referimos al aprendizaje, lo que ven en casa las marca. Muchos padres tiene conflictos entre ellos y los hijos los ven y sufren. Algunas hijas se evaden del hogar, otras se encierran en sus recámaras, algunas se refugian con amigos, muchas se van a vivir con familiares, otras se internan en escuelas o colegios fuera de su ciudad y algunas se enfrentan a los padres, se agreden entre si y viven violencia. Si hay problemas, todos de alguna manera viven la violencia física o psicológica. Muchas madres incluso hacen evidentes los pleitos y hasta involucran a las hijas para que las defiendan. Las adolescentes no los pueden entender, apenas tratan de entenderse ellas mismas. Empiezan a rechazar a sus padres o a guardarles resentimiento, marcan una línea de separación afectiva y no se sienten tomadas en cuenta ni creen ser importantes ni queridas. Algunos padres traen una historia de vida que indica que ellos también huyeron de sus padres y dejaron su hogar porque se sintieron incomprendidos. Muchos padres les cuentan a sus hijos estas vivencias y de alguna manera les sirven de modelo. Algunos papás se juntaron o se casaron jóvenes, la inmadurez los hace cometer muchos errores y las hijas lo ven. Ya de por si un hogar caótico o en crisis va a ser una posible inquietud para que ellas piensen en irse de ahí. Si por otro lado ellas se ilusionan, o se enamorar de un jovencito y este no es aceptado o bien visto o simplemente los padres se toman muy en serio lo de que ella quiere novio y se oponen, se puede generar un problema. Puede ser problema pequeño o grande, mucho depende de la educación, de los valores y de los ejemplos que estemos dando en el hogar.

c) El medio ambiente
La conducta imitativa es determinante. Si otros lo hacen o está de moda, ellas también lo pueden hacer. No miden el peligro, no piensan en el embarazo ni en el futuro, o en el dolor de sus padres, tampoco en las enfermedades venéreas. Más bien se dejan llevar por lo que sienten, por sus deseos sexuales, por su necesidad de afecto, de comprensión, o por una sensación de una gran necesidad de no separarse de su amado, quieren sentir su protección, su amor y estar cerca de él. Hay padres duros, intransigentes, dominantes, que imponen, ordenan, amenazan y castigan. Atacan al novio y le están constantemente diciendo a la hija los defectos que le ven.

Ellas no los ven porque están en la etapa del "no vio". Y por el contrario, el hecho de que el joven tenga defectos a ellas les da ternura y hasta se sienten culpables y responsables de ello y los quisieran ayudar a cambiar. Hay otros padres que aconsejan, que comprenden y les hacen ver las consecuencias de esas acciones. Muchos padres les brindan amor, les dan su tiempo, les abren otras opciones, esperan a que se les pase la idea obcecada, el berrinche y las orientan sobre los celos que sienten al pensar que el enamorado pueda tener otra chica y que se los quiera quitar. Muchas de ellas tienen la idea de un embarazo deseado, con un gran ideal de ser madres para darle al hijo lo que a ellas no le dieron en su hogar o para tener algo de ellas. Otras, huyen de su hogar para que sus padres las dejen casarse puesto que ya viene el bebé.

LA INFLUENCIA DELAS REDES SOCIALES:

Las chicas pueden conocer personas inadecuadas y peligrosas por las redes sociales, los padres deben estar al pendiente porque ahora muchos jóvenes se conocen y se tratan a través de este medio y se ponen de acuerdo para irse a vivir juntos si en casa no se les permite la relación. Muchas veces esos desconocidos cibernautas, las citan y puede tratarse de un real amor o simplemente de un engaño, hemos sabido de muchos casos de tratantes de blancas que las enganchan y hasta las secuestran.

LOS NOVIOS MANIPULADORES:

Muchos jóvenes manipulan a las chicas, les mienten, las engañan, no tienen buenas intenciones y lo que quieren es tener una aventura. Son conflictivos, ninis, sociópatas, pueden andar en malos pasos y en drogas. Muchos de estos jóvenes son mayores que ellas y las pueden introducir al mal camino o las chantajean con videos o fotos para lograr su cometido.

Lo recomendable es acudir a terapia familiar para poder orientar tanto a las jóvenes como a sus padres. Para poder ayudarlas, hay que hacer uso, como adultos, de nuestra inteligencia, sensibilidad, disposición, cariño y paciencia y, en caso de no saber qué hacer, acompañarlas a consulta para aprender juntos a superar esta etapa difícil, pues los psicólogos argumentamos que para muchos jóvenes ¨la adolescencia es una enfermedad que se cura con los años¨

Psic. Sara Leticia Campos Chavolla
Av. Méndez 1110. Segundo piso. Torre Médica Tel 3141178 Cel 9931920934

URL corto: http://bit.ly/2KcWVZM